sábado, 3 de marzo de 2018

Merienda de otoño -segunda parte-

Parece que este mes se viene cargado de recetas. 
Es que el otoño es ideal para dedicarle tiempo a la cocina. Perdón, no me quiero adelantar, en realidad aún estamos en verano, por lo tanto esta época de intercambio, es aún mejor. Porque se juntan las frutas del final del verano con las primeras del otoño. Frambuesas (mi fruta favorita), zarzamoras, aún cerezas, peras, uvas y quizás algunas manzanas. Hay que aprovechar entonces este momento único del año para usar la creatividad y hacer combinaciones estupendas. 
Hoy les voy a pasar las dos recetas que faltaban, no mías claro, sino de nuestro conejito favorito, el conejo de pascuas ^_^


El nidito lo hice por primera vez hace muchos años, en el cumpleaños número 1 de mi sobrina. La idea la saqué de pinterest, pero la hice con otros ingredientes que me gustaban más y que conseguía más fácilmente. Es una especie de turroncito sin cocción y es muy delicioso, además de ultra fácil de preparar.


Ingredientes:
Arroz en copos, u otro cereal que les guste (la receta original llevaba el cereal de fibra ese que es como palitos)
Dulce de leche de coco o mantequilla de maní (o cualquier otro dulce de leche vegetal)
Chocolate semi-amargo en bloque (uno de buena calidad, recomiendo marca Fénix o Salgado)
Peladillas de maní


Derretir el chocolate a baño maría, integrar el dulce de leche, una vez que se mezcló bien, integrar los copos de arroz. Poner la mezcla en moldecitos de silicona, pueden ser los que se usan para hacer muffins. Darle forma de niditos, haciéndoles un huequito en el medio. Dejar enfriar hasta que se endurezcan. Decorar con dos peladillas de maní simulando los huevitos. Si quieren, para que parezcan más reales, pueden pintarles puntitos con colorante vegetal marrón. Con un escarbadientes apenas mojado en el colorante, le marcan las manchitas, y tienen que dejarlos secar al menos 1 día para que no manchen, aún así manchan un poquito ^_^


Casi como por ley, el chocolate en pascuas no puede faltar. Alguna vez con Jo intentamos hacer huevitos de pascuas, incluso ardillitas, con un molde hermoso que compramos, y los hicimos, pero nos dieron ¡tanto trabajo!... además que no quedaron muy presentables jajaja. A partir de ese día, decidimos hacer bombones, que son igual de ricos pero mil veces más simples ^_^ 
Como siempre digo, lo importante es que sean ingredientes de buena calidad, realmente hacen la diferencia en sabor.


Ingredientes:
Chocolate semi-amargo en bloque
Dulce de leche de coco, mantequilla de maní o cualquier otro relleno vegetal que les guste. Incluso pueden usar mermeladas.


Derretimos el chocolate a baño maría. En moldecitos de silicona para hacer bombones o muffins (eso depende del tamaño que quieran darles) ponemos una capa de chocolate derretido. Llevamos al freezer hasta que endurezca. Rellenamos con el dulce que más nos guste y volvemos a ponerle el chocolate derretido hasta que el relleno no se vea. Llevamos al freezer y ¡listo! 
Si lo prueban, van a querer que ya sea invierno para poder disfrutar de esta delicia ¡todas las noches de frío! ^_^


Listo de recetas por un tiempito... 
prometo mostrarles un poquito de naturaleza en el próximo relato, ya que las montañitas nos están regalando unos días maravillosos ♥♥

No hay comentarios :

Publicar un comentario