domingo, 1 de abril de 2018

Primeros días de otoño

Ahora sí podemos decir que el otoño ya llegó... es inconfundible la luz dorada de la estación mezclada con algunos verdes y salpicada con los colores de las flores.



Mi momento favorito del jardín y de las praderas en las montañitas sin dudas es ahora. Este año la sequía fue extensa, y las noches frías de mediados de marzo dejaron casi todo marrón, pero algunas lluvias que llegaron después, hicieron que haya apenas flores dispersas por ahí. Y la calidez del sol, que aún perdura, atrae todavía algunas mariposas.



Los bulbos, como en primavera, vuelven a nacer, y espero ansiosas sus flores perfumadas. 


También empiezan a llegar los pajaritos en busca de uno de sus alimentos favoritos, las semillas. Y muyyy de a poquito los árboles van perdiendo las hojas, tan de apoco que un día levantás la vista y podés ver el cielo y algunos nidos entre sus ramas, porque ya están desnudos. Comenzamos la tarea de juntar leña, en cualquier momento caen las primeras heladas... y quizás alguna nevada en las montañas. 


Los paseos en esta época son para recolectar semillas y poder seguir acopiando, bien catalogadas y cerradas, en mi latita semillera. El sol cae exacto al oeste y cada vez más hacia el norte, iluminando un lugar diferente cada semana. 
Una nueva estación comienza, yo no sé que sorpresas traerá, pero estoy entusiasmada por descubrirlas...
¡Feliz Abril!


No hay comentarios :

Publicar un comentario