lunes, 17 de julio de 2017

Ilustradoras ♥ Henriëtte Willebeek Le Mair

Aquí transmitiendo desde el escritorio, muy cómodamente sentada en piernas de indios sobre la silla, envuelta en una manta y con la estufa prendida desde temprano, porque hoy, según el Accu Weather llegará a -8º. Con mucho coraje lavé ropa, ya que hacía días lloviznaba y había una humedad espantosa que no se iba más (al parecer fue el señor clima, en represalia al post pasado Winter Poetry, donde les hablaba del supuesto invierno más seco y lindo del mundo jaja) No pienso hacer nada más en todo el día que no implique estar dentro de mi casita del bosque, excepto claro, salir a buscar un poco más de leña. Así que con unos ricos mates voy a dedicar mis siguientes horas a presentarles a una de las ilustradoras que más me asombró y conquistó este último tiempo. 




Me encanta buscar imágenes de ilustradoras de cuentos infantiles. Y cuando descubro una que me gusta tanto, la añado a los favoritos en mi carpeta "Old childrens books" e investigo un poco más. Así llegué a Henriëtte Willebeek Le Mair ¡qué nombre!. Ella era Holandesa, y nació a finales del siglo XIX. Se crió en un entorno artístico, su madre era dibujante y poeta, y al parecer su padre era un gran contador de historias y también retrataba a ella, su familia y sus amigos a modo de recreación. 



Qué importante que la magia exista desde chicos, es decir, crecer en un ambiente creativo y que estimule la imaginación, no necesariamente los padres tienen que ser artistas, pero el lado sensible siempre tiene que estar presente. Si bien entiendo que hay personas que lo tienen más desarrollado que otras, siento que realmente tendría que tomarse en cuenta en todos los hogares y llevarse al menos el 50% de nuestro interés, incluso de grandes. Tal era el apoyo que recibía de su familia que la llevaron a buscar el consejo de un ilustrador que vivía en París, a quien ella admiraba mucho, Maurice Botet, -la verdad es que no lo conocía, y viendo la obra de Henriëtte siento que estuvo fuertemente influenciada por él- Sus consejos fueron escuchados y Henriëtte no esperó para ser una estudiosa de lo que amaba. Estudió anatomía, clases de dibujo con diferentes profesores y cada año, ella regresaba a mostrarle el progreso a su mentor. 



El primer libro de Henriëtte fue publicado en 1904, es decir que estamos ante la presencia de otra ilustradora Eduardiana (mis favoritas). ¡Qué linda época para descubrir artistas! es el último período antes de la primera guerra mundial, lo que marcó el comienzo de otra era más moderna. Para mi, lo sucedido en la era eduardiana tiene el encanto de la vieja época y la fuerza de la nueva. Es de alguna forma nostálgico y actual a la vez. Henriëtte más tarde colaboró en en una serie de tres libros que contenían sus ilustraciones y los versos de su madre. Realmente me genera mucha felicidad ver sus ilustraciones, podría estar horas observándolas y descubriendo nuevos detalles. Tiene un estilo muy particular, es delicado y femenino, los colores son desaturados y tranquilos. Me dan ganas de estar viviendo en alguna de sus escenas.



A los 20 años fundó una guardería en su propia casa, y usaba a los pequeños niños que cuidaba como modelos. Sin dudas es una eterna admiradora de la niñez y su inocencia, algo que creo nunca tendríamos que perder. Adoro ver como retrata las situaciones de juegos, te transporta a la infancia. Y las ropitas se llevan toda mi atención, los saquitos, las manguitas, los arreglos de los cabellos. Algo que destaco y una de las cosas que más me gustan de sus ilustraciones, son los marcos adornados y floridos que creaba alrededor de cada escena, si prestan atención se relacionan, si la ilustración es en otoño los marcos son con hojitas y así en cada estación.





Las postales de Henriëtte tendrían que estar adornando nuestras paredes para inspirarnos en el día a día. De hecho ya tengo algunas que decoran mi taller y al final de la publicación les dejo algunas para que  puedan imprimir y  también disfrutar de ellas. Esta vez no cuento con ningún libro, aunque me encantaría conseguir alguno y ya estuve viendo en Ebay que se consiguen ^_^
 Espero que les haya gustado esta nueva ilustradora que descubrí hace poco y en la cual inspiro parte de mi vida.


pd: fui a descolgar la ropa, y ¡oh sorpresa! estaba congelada, literalmente jaja los repasadores duros, algunas cosas no las pude sacar por miedo a que se quiebren ^_^



6 comentarios :

  1. Que felicidad leerte, pareces sacada de un cuento. me encanta tu blog, lo que escribes y tus fotografía. Escribe mas a menudo. Sempre estoy atenta, para leerte. Te deseo lo mejor del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa!!! aiii pero qué lindo todo lo que decís!! me encantaría saber tu nombre ^_^ Muchas gracias y sí, me dan ganas de publicar todos los días, prometo intentar hacerlo más seguido, gracias de nuevo!! ♥♥♥

      Eliminar
  2. Hermoso post Lola! Y verdaderamente estamos unidas por gustos similares. Me sorprende ver como hemos llegado a los mismos lugares. Los cuentos ilustrados para niños, los hilos, encajes, labores y el calor del hogar! Te mando un beso y gracias por regalarnos tu hermosa mirada de la visa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón de la vida quise decir!

      Eliminar
    2. Qué lindo Julia!, me encanta... tu casa me encanta, todo lo que compartís en IG es un sueño, tu vida me encanta,tus muebles, tus objetos y labores también, así que es mutuo ^_^! ♥♥

      Eliminar
  3. Bellisimo post Lola!! gracias por compartir tus hallazgos!! las ilustraciones de Henriette no pueden ser mas bellas!!! :D

    ResponderEliminar