miércoles, 16 de junio de 2021

Magia invernal

El pronóstico anunciaba días fríos y algo de lluvia, nieve sí, pero arriba en la montaña. Hace días que vengo mirando, por las plantas claro... Ayer temprano ya había entrado todas las macetas, tapado la huerta y regado los canteros. Anoche volví a revisar el pronóstico porque quería saber cuánto frío iba a hacer, para mi sorpresa anunciaban nevadas intensas toda la noche. Claro que no tenía muchas esperanzas, pero al mismo tiempo casi no pude dormir. 

viernes, 28 de mayo de 2021

Siembra de Otoño

Cuánto más feliz sería el mundo (y todos sus habitantes) si hubiese más flores y menos cemento. Y acá estoy, aportando mi granito de arena para ver si la teoría se cumple ^_^

lalalalalala
Canasta con flores de verano: zinnias, cosmos y Chromolaena hirsuta.

Hace ya algunos años que vengo experimentando con la jardinería, desde que supe que nos mudaríamos a las montañitas, lo que más me ilusionaba es que por fin iba a poder tener un jardín. Claro que la práctica fue completamente distinta a lo que rondaba en mi cabeza, pero puedo decir que aprendí (y sigo aprendiendo) un montón. Mi jardín es básicamente un experimento constante, prueba y error, tantísimas alegrías, algunas decepciones pero nunca una rendición, es crecimiento, trabajar la paciencia y es satisfacción, es rústico e imperfecto, es sorpresa y rebeldía... sí sí a veces hace lo que quiere, porque está vivo y tiene independencia. Es hermoso tener un jardín y más hermoso es aún, verlo nacer desde algo tan ínfimo. Sembrar desde semilla es una práctica que se fue perdiendo con los años, y con la aparición de los viveros y de los canteros efímeros, el fast-plant. Así llamo yo a algo que estuvo tan de moda en los 90's: armar canteros con mil plantines de estación (alegrías del hogar, prímulas, petunias) que desaparecían a las pocas semanas. Por suerte de a poco está volviendo el amor por los jardines de semillas y, sobre todo, por las praderas naturalistas y praderas nativas. Aquellas donde las matas florales, de pastizales, de una mezcolanza armoniosa atraen cientos de insectos y aves, donde la vida se hace presente en cada pequeño rincón. Personalmente siento que un jardín para ser completo, tiene que tener diversidad y no solo hablo de plantas sino de distintos animales, hongos, microorganismos. 

Puertita a la huerta, de fondo una pared de Cosmos sulphureus

domingo, 7 de marzo de 2021

La Restauración - Capítulo 4 - Con Calor de Hogar

Ya perdí la cuenta de cuánto hace que no publico un capítulo de La Restauración. Estuvimos haciendo de todo durante este último tiempo y por el contrario de lo que creíamos, cada vez falta más...  Sí sí, es que se nos van ocurriendo ideas nuevas, algo no funciona y lo cambiamos, etc. Realmente creo que hasta el último día que habitemos esta casa vamos a estar cambiándole algo. Imagino que nos pasa a todos los que vivimos y disfrutamos del hogar ¿verdad?  

domingo, 31 de enero de 2021

Llovizna y Hamacas

 Hace un rato que no para de lloviznar, un día de verano pero que parece de otoño. Horas atrás terminé de hacer la limpieza general del domingo, ordené un poco, encendí el calefón a leña para en un rato darme un baño y mientras espero que se caliente el agua descanso unos minutos. Me hice un té de anís, es sin dudas mi favorito, aunque no sería un té ya que no tiene tal planta, sería más bien una infusión, pero aquí entre nos le diremos té, me parece más lindo. 


domingo, 24 de enero de 2021

Our Lovely Garden

Una de las cosas que más anhelaba viviendo en la ciudad era tener un jardín que asemeje a una pradera de flores silvestres. No tenía idea de cómo lograrlo, por eso mismo fui al vivero unos días antes de mudarnos. Quería que me orientaran y además semillas de un "mix de pradera" pero tal cosa no existía y cuando les pedí información me miraron con cara rara, así que elegí las flores que me parecieron más silvestres: Cosmos de colores, amapolas de california, lino azul, aliso, gysophila  y otras más que no recuerdo. Tampoco sabía como sembrarlas y lo hice siguiendo las instrucciones del paquetito, para mi sorpresa algunas brotaron. Tuve amapolas de colores, algunas cosmos y el aliso que duró unos años. De los linos y las demás ni noticias. No quería seguir en la ignorancia sobre el tema, así que empecé a observar y a entender, muy de a poco, que las cosas no funcionan igual en todos lados. Depende de muchos factores, el clima de Buenos Aires no es igual al de Córdoba, tampoco los insectos.