sábado, 27 de enero de 2018

Mi primer Herbario ✿

Qué emoción me genera esta nueva publicación... hace meses tengo ganas de hacerla pero estaba postergándola para el verano, ya que necesitaba tiempo y sobre todo muchas flores ^_^
¿Saben qué es un Herbario? (no confundir con Herbolario como me pasó alguna vez ;) )
Un herbario es una colección de plantas identificadas y organizadas, que son desecadas para su conservación y que además puede contener datos técnicos adicionales sobre las mismas, como por ejemplo fecha o lugar de recolección, época de floración, etc.
Esa sería la definición de diccionario... pero para mi un herbario es mucho más que eso... es generar el hábito de pasar más tiempo al aire libre, son sensaciones, aromas, recuerdos de vacaciones y  paseos por el campo, atesorar un poquito de la naturaleza amada en un libro... uno de los más lindos pasatiempos que existen...




Voy a contarles un poco, desde mi humilde experiencia, como pueden hacer para generar uno en sus casas...
Para empezar vamos a necesitar un contenedor para coleccionar las plantas. Pensemos que nuestro Herbario además de contener información, tiene que ser un bello objeto desde la tapa. Entonces podemos destinar ese hermoso cuaderno que venimos guardando para algo especial... o podemos usar un libro antiguo en desuso, que ya no sirva o esté roto. Nada más lindo que las hojas donde se nota el paso del tiempo. En mi caso hice un cuaderno específico para tal fin. Está cosido a mano a partir de hojas sueltas. Tengo muchos muchos libros antiguos que ya no sirven, algunos encontrados en la calle cuando vivía en Bs As y otros gracias a Sonia, la bibliotecaria de aquí del pueblo... me guarda los libros de donaciones que están en alemán y ya no sirven por su terrible estado. 



Lo que hice fue buscar todas las páginas lisas o con mínimas inscripciones y con eso fui armando el contenedor para mi Herbario. Lo lindo es que quedaron todas páginas distintas en cuanto a tamaños y colores. Además intercalé hojas de papel de moldería (se consigue en la librería, es como un papel manteca pero en color beigecito) y al final del cuaderno sumé hojas rayadas (de libros diarios de contaduría antiguos, sin uso, que también me encontré en la calle en Bs As) para hacer anotaciones. Para las tapas usé hojas gruesas con textura y además lo adorné con algunas etiquetas hechas con papeles antiguos y  otros impresos floreados. Todo el cuaderno tiene un aire nostálgico... que, en combinación con las plantas, desecadas, se convierte en un objeto único y hermoso.




Otra herramienta que necesitaremos son prensas. Sinceramente yo no tengo, estoy esperando las que me prometió Jo jiji ^_^. Así que mis prensas son libros, las flores las deseco directamente en el herbario con mucho mucho peso encima. Pero no me adelanto, la técnica se las voy a contar más abajo.



Entonces, ya tenemos el contenedor y las prensas (o en su defecto libros muy pesados ;)) ahora necesitamos un plan. Definir si va a ser un herbario técnico, es decir para identificar las plantas de determinadas zonas, saber cuando florecen, o cuando semillan, para por ejemplo empezar con nuestro propio jardín de nativas o si haremos uno más bien artístico o a modo de diario para nuestro propio placer y recuerdos. También podemos definir si vamos a dejar todas las plantas allí o si vamos a separar algunas para otros usos, como por ejemplo: cuadritos o postales. Lo importante es que lo hagan con mucho amor y dedicación,  que sea una forma de observación y aprendizaje de la naturaleza claro, pero que también las invite a conectarse con las plantas desde otro lado. Pueden aprender de sus ciclos que son completamente distintos a los de los humanos y contemplar su belleza todo el año, porque de alguna forma vamos a inmortalizarlas.



¿Qué tal si empezamos a recolectar plantas? Para eso tenemos que tener en cuenta algunos sencillos pero muy útiles consejos. Pueden juntar helechos, flores, pastitos, plantas enteras o solo partes como tallos, hojas, semillas. Siempre a conciencia... si ven que en un lugar solo hay una planta de esa especie, no la recolecten, lo que si pueden hacer es volver en la época que da semillas (generalmente fines del verano hasta mediados del otoño) y llevarse algunas semillas (no todas) para plantar en sus jardines. 
El mejor momento para recolectarlas es al mediodía, una vez que el rocío ya se ha evaporado, no conviene hacerlo en días lluviosos, ahora, si no hay opción y es un día muy húmedo podemos hacer lo siguiente: cortan el tallo y una vez en sus casas lo ponen en remojo hasta que la cabezuela de la flor esté completamente seca. El corte tiene que ser limpio, con una tijera de jardinería bien filosa, no quiebren el tallo ni lo rompan con la mano. Si están juntando varias y necesitan tiempo antes de prensarlas, pueden ponerlas dentro de una bolsa de plástico opaca, soplarla como un globo y cerrarla. De esta forma las flores se mantendrán frescas algunas horas. El mejor momento para recolectar flores es a penas abrieron y antes que comiencen a producir polen, ya que conservarán mucho mejor el color y la forma que cuando ya han empezado a marchitarse.


Ahora si, juntamos muchas flores, algunas hojas y diversos pastitos ¡empecemos a prensar! 
El tiempo que requiera esta parte dependerá de que tan detallistas sean. Pueden hacer un prensado más rústico o uno muy minucioso, en caso que quieran que la forma de la planta prensada quede casi idéntica a como era fresca. Claro que siempre va a cambiar, los colores se opacan y se aclaran, algunas hasta pierden completamente la pigmentación y por supuesto, el tamaño varía considerablemente. A mi me gusta hacerlo intermedio, ni así no más ni tan minuciosamente. 



Pavonia cymbalaria arriba: 1 día de prensada - abajo: 1 año de prensada

Zinnia peruviana iz: 1 año de prensada - der: 1 día de prensada 

Empezamos con las hojas que son las más fáciles de prensar, sobre todo las grandes, asegurémonos de estirarlas bien así no quedan pliegues ni arrugas (lo mismo con las flores)
 Las disponemos en libros entre papeles secantes o absorbentes, también pueden hacerlo directamente en el herbario, pero pongan siempre un papel secante u otro papel como puede ser de diario, porque a veces se pegan y al despegarlas, con muchísimo cuidado ya que son frágiles, el papel puede quedar manchado. Seguimos con las flores, se pueden prensar enteras o por partes (si es por partes luego las arman como serían originalmente). Las que quieran que queden de perfil pueden cortarlas a la mitad con una tijera así no quedan tan gruesas, y además de una flor hacen dos. Si es una flor con brácteas muy gruesas y quieren prensarla entera, no podrán hacerlo en un libro o en el herbario sino entre papeles sueltos, disponen las flores prolijamente armadas entre un papel secante o absorbente y otro de diario, con mucho peso encima o directamente en una prensa que puedan ajustar bastante. Intenten prensarlas en diferentes posiciones, de perfil, de atrás, solo los pimpollos, así a la hora de armar el herbario les quedan muchas opciones por cada planta.


El tiempo que tardarán en secar depende de cada planta, pero al menos 10 días tenemos que dejarlas prensadas. Podemos ir mirando cada tanto si nos genera demasiada ansiedad ^_^. 
Ah! muy importante, porque, aunque no lo crean, algunas cambian muchísimo una vez secas, identifíquenlas en la misma hoja donde las van a prensar con alguna cintita de papel o un cartelito.


Tenemos las texturas, las formas y los colores de la naturaleza, ahora viene la parte más creativa, armar el herbario. Si me hicieron caso, las plantas ya están identificadas así que esta parte nos la ahorramos, ya que después de 10 días hasta olvidamos lo que hemos recolectamos. Podemos ir armando un collage con distintas formas de la misma planta, de perfil, solo el pimpollo, la hoja o la planta completa. También podemos ilustrar con más detalle determinadas partes, quizás detallar en una ilustración como es la forma de la planta fresca o como son sus semillas. 



Además podemos agregar en qué época del año florecen. Esto es muy útil por muchas cosas pero sobre todo nos servirá si estamos pensando en armar un jardín de plantas nativas. Con estas notas sabremos en qué momento ir a buscar sus semillas, o quizás nos sirvan para volver a recolectar flores al año siguiente. Incluir citas, sensaciones o situaciones que vivieron cuando las recolectaron o qué pasaba por sus vidas en ese momento, a forma de diario íntimo, también es una linda práctica. 


Si quieren dejarlas fijas al herbario pueden pegarlas con cola vinílica de carpintero o un pegamento sin demasiada agua, a penas, muy apenas para no humedecerlas, y les ponen puntitos de cola a las distintas partes de la planta. Si no las quieren dejar fijas, pueden sujetarlas con cinta de papel solo por el tallo o la parte más gruesa que hayan prensado. En la parte del final pueden tomar notas como por ejemplo, si hay otras variedades o especies de la misma planta que crecen en la zona, que aves o mariposas atraen, si las encontraron a pleno o sol o se dieron cuenta que les gusta más la sombra, etc etc... hay infinidad de opciones.




Para mi un Herbario tiene que ser un objeto de belleza, pueden adornarlo con cintas, papelitos, formitas, troquelados, con otras cosas que encuentren en sus paseos por el campo como por ejemplo plumas o lo que su creatividad les sugiera. Además pueden usar las plantas para otras cosas. Muchas de las flores que fui prensando en casa, se convirtieron en cuadritos para adornar las paredes o en postales para enviar a seres queridos en fechas especiales. ¡Hay tantos usos! no es necesario que queden todas en el Herbario si no quieren -de hecho yo tengo muchas ya secas guardadas en cajitas, porque el herbario lo voy armando de a poquito para no equivocarme en nada- Pueden ir usándolas durante el año y gracias al registro que llevaron (y con mucha más experiencia) volver al año siguiente a recolectar más ;)







Espero que les haya servido esta publicación, la realicé con mucho entusiasmo. Anímense a empezar con un Herbario, aunque sea muy muy pequeño, o quizás solo empiecen recolectando algunas flores y prensándolas en libros de sus bibliotecas y en algún tiempo empezar su propia colección. Así empecé yo. Es algo lindo para ir armando en varios años, y seguramente nos dibuje una sonrisa volver a ver las primeras páginas en un futuro cercano y solo por el recuerdo visual o quizás por anotaciones que hicimos, sentir otra vez lo que nos pasaba en ese momento... La nostalgia es algo que me gusta mucho y quizás esté un poco desvalorizada... más que una pena, la tomo como un sentimiento de gratitud hacia lo que vivimos alguna vez, que nos hizo ser las personas que somos hoy en día... 
Demás está decirles que si tienen dudas, sugerencias o consejos, o simplemente quieren contar como fue su experiencia pueden preguntarme o escribir las veces acá o por mail: lamaisonboop@gmail.com 
Adoro recibir sus comentarios y hermosas cartas electrónicas ^_^


pd: dedicado especialmente a Vir, no solo por el Herbario en sí, sino porque me di cuenta que lo fui armando con todos libros encontrados #soyciruja ;)

Bibliografía consultada:
Flores Prensadas (Mary Lawrence)

10 comentarios :

  1. Bellísimo post!!! Que afortunado me siento de ser testigo directo de tanta belleza ♥♥♥

    ResponderEliminar
  2. querida lola, este post me llenó el alma. Las palabras sobran! Gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aii qué hermosa Clau... gracias sinceras y de corazón a vos ♥♥

      Eliminar
  3. You do everything so beautifully <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Sarah... you write everything so inspiring ♥ ♥♥

      Eliminar
  4. Wooow... Lola, qué hermoso post!!! Te juro que lo tuve que leer dos veces para procesarlo bien, observar los detalles y admirar semejante trabajo!
    Decir que está hermoso tu herbario es poco. Cuánto amor, cuanta dedicación, cuanta paciencia... cuánta belleza!!!
    Se puede decir que sos la Edith Holden de las montañitas eh? Qué suerte la tuya de vivir en un lugar donde observar la naturaleza y maravillarse con las pequeñas cosas de todos los días.
    Te juro que después de esto me voy a poner las pilas a ver que sale, je, je.
    ¿Te dije que me encantó tu herbario? Sí, creo que te lo dije. ¡ES MARAVILLOSO LOLA!
    Como siempre agradeciéndote por compartirlo.
    Un beso
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aiii nunca recibí más lindo elogio Ana!! aunque te puedo decir que me queda más que grande, que me inspira todo los días claro! es una de las mujeres que más admiro en el mundo (si no es la que más) así que me hiciste el día con tan hermoso comentario! te agradezca infinitamente... y más agradezco que me digas que vas a empezar un herbario! aunque sea chico o grande, solo empezar a desecar flores, sin tener un rumbo certero... con eso... ya empezás a hacer mucho... yo las haría todas cuadrito por ejemplo, pero nunca voy a tener suficientes paredes jaja ♥♥♥

      Eliminar