domingo, 15 de enero de 2017

Leche de coco casera ♥

Hace mucho no publicaba una receta... así que decidí regresar con esta que es increíblemente rica... y no solo rica, sino sana, con mil propiedades excelentes, 100% vegetal y además con muchísimos usos... 
Porque se puede usar como base para hacer tantas recetas sabrosasos... 
Como todas las recetas que publico está más que testeada y no es, sino, hasta que tenga las proporciones perfectas que la comparto con ustedes ^_^
Antes de empezar les recomiendo que vean un post anterior Básicos de la Cocina 100% Vegetal donde les cuento un poco los ingredientes indispensables que tenemos que tener en nuestra alacena... o al menos los que uso yo, y jamás me pueden faltar
La leche de coco es super fácil de hacer, y de todas las leches vegetales para mi es la más rica.... se puede usar, por ejemplo, para hacer café con leche, capuccino, chocolatada, cereales con leche, etc... y es la base de muchas cremas... solo les cuento algunas: lemon curd, crema pastelera, flanes, postres tipo royal de vainilla o chocolate y dulce de leche (que hoy también les voy a contar cómo hacerlo ^_^ )


Lo que necesitamos:
Utensilios: Licuadora, filtro de tela (como el del café) o bolsita para hacer leches vegetales (las venden en herboristerías y online) y si tienen una pinza para ensaladas de bambú sería perfecto, ya les voy a contar para qué ^_^


Ingredientes: Agua hirviendo y Coco rayado de la mejor calidad que encuentren...
Si... resulta que hay distintas calidades y es difícil, por no decir imposible, darse cuenta a simple vista. Entonces lo van anotar una vez que hacen la leche. Pero cuando encuentren el "buen coco rayado" no pierdan de vista esa herboristería. La diferencia es que uno tiene más grasa que otro. Cuando el coco no es de muy buena calidad, la leche queda medio transparente y más líquida, pero cuando es bueno queda bien blanca y más densa, usando la misma cantidad. Y la diferencia de sabor también es notable. Pero no se preocupen, si consiguen coco de no tan buena calidad, ¡tiene solución! ^_^
Proporción:  Por cada taza tamaño té de agua hirviendo usamos 2 cucharadas soperas colmadas de coco rayado...
Procedimiento: Licuamos el agua hirviendo y el coco durante 2/3 minutos aproximadamente (para que licúe mejor les recomiendo hacer a partir de dos tazas, agregar primero el coco rayado y el agua de a poquito, primero una taza luego el resto) 
Luego vamos a ir filtrando, con el filtro de tela, para separar el sólido del líquido... esta parte es muy importante, tienen que hacerla en caliente, ya que el aceite de coco cuando enfría solidifica, entonces estando caliente es más fácil filtrar la leche y les va a quedar con más tenor graso... 
Para que no se quemen y como necesitamos estrujar hasta escurrir la última gota, usamos la famosa "pinza de bambú" que les comenté anteriormente, así cuidamos de no quemarnos... 
Igual no es necesario que el agua esté hirviendo, en este paso ya se habrá enfriado un poco... pero va a estar todavía caliente... 
Además todo depende de que tanta tolerancia al calor tengamos ^_^
 Seguimos así hasta que filtramos todo el preparado... ¡y listo! el líquido que quedó es la Leche de Coco cruda. Si quieren pueden endulzarla o agregarle vainilla, depende para que la vayan a usar. Así como está yo la uso para el café con leche, para hacer chocolatada o licuados y otros postrecitos. Igual no se esperen el mismo sabor de la leche de vaca... esto es otra cosa... por supuesto tiene gusto a coco, pero es muy suave... Para mi es la más rica de las leches vegetales


Ahora bien  ¿Qué hacemos si compramos un coco de no tan buena calidad? Supongan que les quedó medio livianita y algo transparente, podemos mejorarla agregándole un poco de aceite de coco, lo que va a hacerla más grasosa... O podemos hacerla con más cantidad de coco rayado, cuanto más coco usemos más espesa va a quedar la leche.
¿Qué hacemos con el sobrante sólido? ¡No lo tiren! eso también se usa... si queremos podemos usarlo enseguida para hacer galletitas... 
Pero si no tenemos pensado usarlo al momento, hay una opción muy genial: Hacer Harina de Coco... ¿Cómo? de la siguiente forma: 
En una olla o sartén gruesita, que no usemos para fritar ni hacer cebolla (importante para que no le quede gusto a comida) ponemos el sobrante, y con una cuchara de madera a fuego muy bajito lo vamos salteando para sacarle toda la humedad y que quede a penas tostado, eso llevará unos cuantos minutos... nos vamos a dar cuenta cuando esté listo porque habrá reducido muchísimo el tamaño y además quedará super seco...  Eso es Harina de Coco, si tenemos procesadora podemos pasarla unos minutos para que quede aún más fina, sino se puede usar así directamente y podemos guardarla en un frasco en la alacena...¡No se imaginan el aroma riquísimo que invade toda la casa cuando hacemos este procedimiento!


Cuando pensé en pasarles la receta dije ahh es muy sencillo dos palabritas y resuelvo... ahora me doy cuenta de la cantidad que escribí jajaja 
Ahora viene el Dulce de Leche de Coco... 
Ingredientes
4 tazas de leche de coco casera (bien espesita)
 2 y 1/2 taza de azúcar mascabo 
3 cdas té de extracto de vainilla
 4 cdas soperas colmadas de Fécula de Maíz


En una olla o jarro de buena calidad (yo uso la olla essen que me sirve para todo) ponemos el azúcar con la leche y la vainilla. Con batidor disolvemos un poco los grumitos... llevamos a fuego medio un rato, revolviendo constantemente con cuchara de madera hasta que rompa en hervor y bajamos el fuego a muy mínimo (un poquito antes que corona) y vamos a revolver cada 10 minutos, apróximadamente durante 1 hora y 15 minutos... 
a vamos a notar que el aroma a caramelo es impresionante y la mezcla se empieza a espesar de a poquito... En un cuenquito aparte, vamos a disolver la Fécula de Maíz con dos o tres cucharadas de agua fría, a penas para que quede un líquido espeso sin grumos (es importante que se disuelva en frío porque si se lo agregamos directamente al dulce caliente se hacen grumos imposibles de disolver)
Mientras revolvemos con una mano el dulce de leche, vamos volcando con la otra y muy de a poquito la fécula disuelta en agua... tenemos que revolver durante unos minutos hasta que toda la mezcla quede espesa... 
Igual cuando se enfría es cuando realmente va a quedar más espeso... no se preocupen si en caliente no está tan espeso como esperaban :) 
Este agregado del almidón de maíz, lo hago porque no me gusta hacer dulce de leche con un alto porcentaje de azúcar. Por lo general se hace 1 taza de leche por 1 taza de azúcar y me parece muchísimo. Así que como no va a llegar a espesar lo necesario, por tener menos azúcar, decidí agregarle almidón de maíz.


Si quieren lo pueden guardar en un frasco de vidrio (limpiado previamente con alcohol) cuando aún está bien caliente y cerrarlo enseguida para que cierre al vacío... de todas formas tiene bastante azúcar que actúa como conservante y se puede guardar tranquilamente un tiempito en heladera, pero les aseguro que no les dura ni una semana ¡de lo rico que es!
Un truquito más... antes de usarlo, pueden batirlo a mano unos segundos para que quede más cremoso...
Espero que pongan en práctica estas dos recetas... y me encanta haber compartido la leche de coco porque es la base de muchísimas de mis preparaciones dulces... así que ahora tengo la excusa perfecta para postear infinidad de recetas con base de leche de coco ^_^ 


6 comentarios :

  1. Mil graciassss, me encantó. Mañana a comprar coco yyyy iupiii!!!!. Te cuento q soy fanatica del cico y tomo mate con una cucharadita nezclada con la yerba.....un ricorrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja qué loca!! lo más atrevido para nosotros fue mate con lavanda y queda genial, nunca se me había ocurrido con coco, habrá que probar!!! :D

      Eliminar
  2. Hola Lola ,que pinta tiene ese dulce!y yo hago leche de coco,pero la dejaba enfriar en el filtro,no sabia que era mejor hacerlo en caliente.Gracias por compartir !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenooo! me re alegro que te sirva ese truquito es genial, vas a notar la diferencia!! ♥♥

      Eliminar
  3. Hola! me encanta tu blog! lo veo seguido. Preciosas las fotos y todo lo que contás!. Hice la leche de coco según tu receta y creo que me quedó bastante bien, solo que la coloque en la heladera para conservarla, pero al día siguiente tenía una capa sólida arriba, supongo es el aceite de coco?. La conservas en heladera? como haces para que no se solidifique la parte superior?. Gracias! besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa! qué buenisimo Paula! me re alegro ♥♥
      Si! exactamente esa nata que se le hace es el aceite... no hay forma que no te quede después de un día, pero simplemente tenés que batirla antes de usarla... Esa nata también está presente en las leches de coco compradas, y con eso mismo se puede hacer crema batida de coco... Si te quedó la suficiente nata la batís con azúcar y levanta como la crema de leche y además queda riquísima ^_^ ahh y si! se conserva en la heladera...

      Eliminar