martes, 22 de enero de 2019

a Meadow of Bunnies

En diciembre me escribió Karen, una mamá hermosa que quería celebrar el 1° añito de Carola con el estilo de La Maison Boop!. Y así empezó el intercambio de mails...
A ella le había gustado mucho el cumple de Juana (pueden verlo acá) y como el festejo es en pleno verano (mediados de febrero) podríamos hacer algo del estilo. Enseguida me entusiasmé, porque ya saben lo que adoro hacer cumples de 1 ^_^



sábado, 19 de enero de 2019

Vignettes - Florales

Qué alegría me da el segundo capítulo de Vignettes (les cuento de que se trata en este post
Adornar con flores es algo que practico desde que vivo acá... y se exactamente el primer ramito que hice, fue para mi cumpleaños número 31, a un mes de mudarnos a las montañitas. Lo recuerdo porque le saqué una foto, que publiqué en Pinterest y no se porque es una foto que repinean todo el tiempo. Como verán más abajo no es gran cosa, ni el ramo, ni nada, pero se ve que gusta mucho. Quizás la imagen no diga nada en sí, pero tenga implícita la felicidad que me dio al momento... Salí, creo que a la vereda a juntar florcitas y las puse en una botellita. 


domingo, 6 de enero de 2019

Des rêves

Desde el jueves que está de visita un amigo. El mismo día de su arribo fuimos a ver la puesta del sol al Cerro Mirador (ya les conté del lugar en este post


Como yo estaba con un poco de fiaca, y Jo y Bruno se habían entretenido tocando el teclado, pensé que no íbamos a salir. Me puse a hacer galletitas y frapuccino pero Jo quería ir sí o sí, así que me cambié y partimos. Debido a mis pocas ganas de salir, tardamos un montón y se nos hizo un poco tarde. El atardecer empezó cuando aún estábamos caminando por la ruta hacia el Cerro... 


viernes, 4 de enero de 2019

La Vida Como Antes - Capítulo V Bordado

La Vida como Antes merecía tener el primer post del 2019. Ningún oficio me parece tan acertado para esta sección que el del Bordado. Recuerdo perfectamente cuando lo descubrí, hace 6 años atrás. Comencé casi sin querer, haciendo algunos detalles con pequeñas puntadas muy sencillas, en algunos pajaritos de tela y luego me animé a más. 


 Lo primero que bordé fueron honguitos, flores y pajaritos. A partir de allí nunca más lo dejé, se convirtió en mi quehacer favorito. Disfruto mucho de bordar, para dedicarse a esta labor se necesita tiempo, reducir al mínimo posible la ansiedad. Hay que dar puntada por puntada, sin poder acelerar el proceso y no tiene ningún secreto más que la paciencia. 



jueves, 27 de diciembre de 2018

Otoño en Verano

Frío y lluvioso, así amaneció hoy en las montañitas. No pude más que disfrutarlo. 
Nos levantamos tarde, a decir verdad nos despertamos temprano, pero desayunamos primero en la cama con mucha fiaca y la lluvia de fondo.